Sarita dijo hoy soy sanadora, mañana pájaro, y yo no pude más que pensar en todas las que fui, y todas las que soy. También en las que fueron antes de mí, en mi madre, mi abuela, la madre de mi abuela, sus 7 hermanas, sus primas y todas las mujeres que conforman mi linaje.
Soy mujer porque elijo serlo.
Soy esta mujer que soy hoy porque hoy es un momento y una circunstancia, que cambia y se transforma.
También fui otras, fui mujeres horribles y fui mujeres hermosas.
Me he querido y dejado de querer incontables veces, y así seguirá siendo, yo conmigo, como con otros y otras.
Ser etéreo, yo, la fuerte y la frágil, la libre, la sola, la enorme y diminuta, segura y desorientada.
Supe ser cartógrafa de ciudades no tan mías y perderme hasta en el vientre de mi madre. Vengo de otras vidas y no sé hacia dónde voy.
No sé nombrarme mientras no me nombran otros, hago muchas cosas y todas ellas me definen. Soy la que escribe, no la escritora, soy la que ilustra, no ilustradora; farsante, jamás artista. Siempre nefelibata.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *