Las calles oscuras, llenas, vacías, sucias, la basura acumulada, los bondis que no pasan, los amigos que llegan tarde a todos lados, los que quiero, todos, los de siempre, la comida que me gusta, el cordón de la vereda, las palabras que conozco, revelar fotos en lo de Ricardo y enamorarme para siempre por unos días.
Mi casa siempre está ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *