Mi vida ha sido mucho más cambios que constantes e igual así todavía no me acostumbro. Abro los ojos y demoro unos segundos en entender cuál es mi nueva casa. Eventualmente siempre llego a la misma conclusión: mi casa soy yo y lo demás es geografía.
En cada una de mis vidas nacen mis nuevas rutinas. Acá es lo del té con leche y caminar con un poco de vértigo. Hay días en los que me siento absurda y diminuta, ¿hacia dónde vamos cuando no tenemos mapa?
Ya no me siento tan joven ni tan libre como antes. Las decisiones parecen pesarme más y el salto al vacío parece mucho más alto que cuando era la niña salvaje.
Huelo el aroma a canela y de repente pienso en Susi y en la magia de la vida. Ella y otras mujeres que admiro son siempre un salvavidas mental. Respiro hondo y aguanto la respiración durante 4 segundos una y otra vez hasta que mis ojos ya no sostienen las lágrimas. Se me enfrió el té pero ya no me importa y ya no lo quiero.
Les regalo este instante de vulnerabilidad y franqueza, que es necesario a veces desnudarse de corazas.

6 thoughts on “

  1. I couldn’t refrain from commenting. Exceptionally well written!

  2. When some one searches for his vital thing, so he/she wishes
    to be available that in detail, therefore that thing is maintained over here.

  3. Very nice post. I just stumbled upon your weblog and wished to say that I have really enjoyed browsing your blog posts.
    After all I’ll be subscribing to your rss feed and I hope you write again soon!

  4. It’s impressive that you are getting ideas from this article
    as well as from our discussion made at this place.

  5. Hi to every one, it’s really a fastidious for me to visit this website, it consists of helpful Information.

  6. I always spent my half an hour to read this blog’s posts every day along with a mug of coffee.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *