Entre los pliegues encuentro escombros y dejo que las sábanas me domestiquen. Me relamo como un gato y me estiro y siento el crujir de mis huesos. En el medio del pecho un cuenco donde reposan cenizas, el verano a la noche se enfría y yo tejo caricias con mis piernas como arañas. Me regocijo en la lentitud del momento y entonces entiendo el silencio, el óxido en la boca, la tensión en nuestros cuerpos. Veo la ira en los otros, las piedras en sus bolsillos, y yo, mientras tanto, amaso este amor y se derriten el tiempo y las dudas, y yo, difusa, sin límites, peleo con la memoria e intento quemar la herida.
Quiero mostrar el secreto, la explosión que borbotea en mis adentros: la de una bestia salvaje, la de un deseo ancestral. Me muevo por la casa y echo raíces, siento temblar los cimientos, me absorbe la tierra firme y mis tobillos cada vez más flacos se afirman al nuevo suelo. Hasta acá me traje yo y es acá donde me quedo.

4 thoughts on “

  1. Way cool! Some very valid points! I appreciate you penning this
    post plus the rest of the website is very good.

  2. Awesome! Its actually amazing article, I have got much clear idea regarding from this post.|

  3. This piece of writing will help the internet users for creating new web site or even a blog from start to end.|

  4. Right here is the perfect webpage for anybody who wishes to understand this topic. You know so much its almost tough to argue with you (not that I actually would want to…HaHa). You definitely put a brand new spin on a subject that has been written about for many years. Great stuff, just great!|

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *