No me muevo con la linealidad del tiempo, lo mismo da si pasaron 10 días o 10 años, si fue ayer que leí el primer libro que me marcó la vida o cuándo fue que murieron los amores que aun merecen mi duelo. No pude incinerar la carga de pasado y aun llevo conmigo cadáveres de los años felices. A veces llega la noche y elijo quedarme dormida añorando los buenos recuerdos, incito a mi inconsciente a soñar como si fuera aquel ayer no tan lejano, cierro los ojos y me empiezo a imaginar mi cuarto en Dulsberg, pienso que la pared a mi derecha es roja y que el techo es un poco más bajo, que el piso está calentito y que mi mesa de luz está empotrada a la cabecera de mi cama. Sostengo mis frazadas con las dos manos a la altura de mi pecho y pienso que es mi acolchado con estampado de flores y me imagino a mis gatos caminándome por arriba. A veces tengo suerte y me quedo dormida en ese universo paralelo y entonces sueño con Esti o con Camilo, fumamos porro recostados a mi pared y nos engrasamos los dedos con doritos mientras charlamos sobre el por qué de la vida hasta quedarnos dormidos. Camilo siempre sonríe y Esti y yo siempre nos quejamos. Somos equilibrio y somos familia y aunque nos tenemos solo a nosotros en ese instante no necesitamos a nadie más.

One thought on “

  1. It’s very straightforward too find out any matter on web as compared to textbooks, as I
    found this arricle at this site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *