Hace unos días empecé a escribir mis sueños. Me despierto más temprano, me siento en el piso y escribo cualquier cosa de la que me acuerde. Cuando no me acuerdo de nada escribo que no me acuerdo de nada.
Ayer soñé que un psiquiatra me decía: “buen día señora Müller, lamentablemente no va a poder dormir nunca más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *